Categoría: Participación y Democracia

TAP Totolapan, Morelos. Primera Parte.

CARTELES

totol

En octubre de 2012, el grupo de investigación ADCP recibió una invitación del promotor comunitario Mario Lievanos, oriundo de la comunidad de Totolapan (en la zona norte del estado de Morelos) para explorar las formas de colaboración con un grupo habitantes que reciben ayuda por parte de un programa de vivienda estatal, en esa comunidad morelense. Este grupo es coordinado y gestionado por Mario, el programa se llama “échale a tu casa” y es parte de la oferta de la comisión nacional de vivienda (CONAVI) cataloga con la etiqueta de “Producción Social de Vivienda”, aunque se trata básicamente de un programa que sólo apoya con material de construcción para ampliación de vivienda; mayoritariamente cemento y acero para la edificación con concreto armado. Ante las claras limitantes de un programa así para el mejoramiento de vivienda, la cuestión era encontrar las formas en las que podríamos participar con su grupo de habitantes organizados con asesoría técnica participativa. 

foto taller

Con esta intención, los arquitectos, Rolando Bramlett, Omar Gómez y Abrahán Rodríguez realizaron tres talleres durante octubre de 2013 con el objeto de establecer los puntos de acuerdo, reconocer a los actores participantes y sus posibilidades de transformación con las fuerzas a su alcance. Los talleres fueron:

Sesión I. Introducción y pactos. 6 de octubre de 2012

Sesión II. Pre-diagnóstico urbano-arquitectónico participativo. 13 de octubre de 2012

Sesión III. Lenguaje de patrones en vivienda. 27 de octubre de 2012

Desde el primer taller las expectativas de los pobladores eran muchas y muy amplias. Los puntos expresados por los habitantes fueron:

  • Distribución, orden de en la disposición de las partes de la casa.
  • Asesorías en electricidad.
  • Asesorías sobre Biodigestores.
  • Asesorías constructivas.
  • Optimización de recursos económicos.
  • Materiales alternativos.

CARTELES

Durante el segundo taller se buscó que los asistentes identificarán el lugar en donde están ubicadas las casas de cada una de las personas participantes un plano o croquis. En el tercer taller se planteo hablar de lenguaje de patrones para entender las trasformaciones del pueblo, así como revalorar las viejas construcciones, a la par de plantear la autogestión en la producción del hábitat como una forma de recuperar el control en la transformación material del entorno habitable inmediato o cotidiano.

Así, desde el inicio parecía que un eje de trabajo se podría concretar en talleres de mejoramiento de vivienda. 

toto largkñ.hjjk,,

Diez mitos sobre la participación

mitos de la participación 1

Las frases usadas como títulos de cada mito, surgen de testimonios reales escuchados y recogidos en trabajos de campo, desarrollados por la arquitecta Mariana Enet.

Enet, Mariana (coordinadora). “Herramientas para pensar y crear en colectivo en programas intersectoriales de hábitat”. CYTED-HABYTED-RED XIV.f. Córdoba, Argentina. 2007.

 Disponible en: http://evaluacionparticipativa.blogspot.mx/

Producción Social del Hábitat

Palo Alto

Cooperativa Palo Alto, años 70.

Por producción social del hábitat entendemos todos aquellos procesos generadores de espacios habitables, componentes urbanos y viviendas, que se realizan bajo el control de autoproductores y otros agentes sociales que operan sin fines lucrativos. Parte de la conceptualización de la vivienda y el hábitat como proceso y no como producto terminado; como producto. social y cultural y no como mercancía; como acto de habitar y no como mero objeto de intercambio. Se da tanto en el ámbito rural como en el urbano e implica diferentes niveles de participación social en las diversas fases del proceso habitacional: planeación, construcción, distribución, uso.

Los procesos de producción social de vivienda y otros componentes del hábitat pueden tener origen en las propias familias actuando individualmente, en grupos organizados informales, en empresas sociales como las cooperativas y asociaciones de vivienda, o en las ONG, los gremios profesionales e incluso las instituciones de beneficencia que atienden emergencias y grupos vulnerables. Las modalidades autogestionarias incluyen desde la autoproducción individual espontánea de vivienda hasta la colectiva que implica un alto nivel organizativo de los participantes y, en muchos casos, procesos complejos de producción y gestión de otros componentes del hábitat. Se trata de un fenómeno que presenta múltiples variantes productivas que van desde el mejoramiento y ampliación de viviendas existentes y la producción de nuevas viviendas hasta el mejoramiento barrial y la producción y gestión de grandes conjuntos urbanos.

La producción social del hábitat, principalmente aquella que se apoya en procesos autogestionarios colectivos, por implicar capacitación, participación responsable, organización y la solidaridad activa de los pobladores, contribuye a fortalecer las prácticas comunitarias, el ejercicio directo de la democracia, la autoestima de los participantes y una convivencia social más vigorosa. Al acrecentar la capacidad de gestión de los pobladores organizados y su control sobre los procesos productivos del hábitat; al derramar los recursos provenientes del ahorro, el crédito y los subsidios en la comunidad en que se desarrollan las acciones, al fortalecer así !os circuitos populares de mercado, contribuye a potenciar la economía de los participantes, de la comunidad barrial en que se ubican y de los sectores populares en su conjunto. Al poner al ser humano, individual y colectivo, al centro de sus estrategias, su método de trabajo y sus acciones, pone en marcha procesos innovadores de profundo contenido social e impacto transformador.(Ortiz, 2002)

 La PSH, a diferencia, de la producción de vivienda ligada a la visión técnica o económica, es un claro ejemplo de la construcción desde un enfoque sistémico. Una construcción ligada al ser humano, a las comunidades, a su cultura, a sus necesidades integrales, a su relación con el contexto. No es determinado“diseñado”por otros, sino que surge del mismo proceso, de habitar. Los pueblos Latinoamericanos pre capitalistas han tenido una larga tradición en la construcción de su hábitat. Sin embargo la visión neoliberal filtra la riqueza de la cultura, la solidaridad y la construcción colectiva, por la visión de la reducción de costos y la rentabilidad de inversión (Enet, 2007)

En general, la noción de “producción social del hábitat y la vivienda” (PSHV), se desarrolla a partir de la necesidad de generar estrategias para encauzar y potenciar los esfuerzos que realizan los pobladores al producir su propio espacio habitable. La caracterización de la PSHV permite proponer un sistema de producción que rescate aquellos aspectos positivos de los llamados asentamientos populares –la flexibilidad para acoger diversos espacios y funciones, la posibilidad de articular una economía local por medio de comercios y talleres, así como la creación de barrios con espacios para la interacción social, entre otras características– y, al mismo tiempo, que ayude a superar las dificultades que presentan estos desarrollos, como la falta de servicios, falta de recursos, el factor de terrenos difíciles y alejados, etcétera. (Romero, 2004: 30)

palo alto hoy

Cooperativa Palo Alto, en la actualidad.

Para leer más: http://www.hic-al.org/

BIBLIOGRAFÍA 

ENET, Mariana (2007). Herramientas para pensar y crear en colectivo en programas intersectoriales de hábitat. CYTED-HABYTED-RED XIV.f. Córdoba, Argentina.

ORTIZ, Enrique (2002) Con los pies en la tierra. en Vivitos y coleando. ed. HIC-al y Universidad Autónoma Metropolitana.México D.F.

ROMERO, Gustavo et. al. (2004) La participación en el diseño urbano y arquitectónico en la producción social del hábitat. CYTED-HABYTED-Red XIV.F, México D.F.

¿Qué es el Tribunal Permanente de los Pueblos?

Imagen

“El TPP es un tribunal ético internacional de carácter no gubernamental, que, como tal, examina las causas de la violación de los derechos fundamentales de los pueblos, determina si, en efecto, han sido violados tales derechos y, finalmente, denuncia ante la opinión pública internacional a los autores de dichas violaciones; está conformado por múltiples personalidades de reconocida autoridad moral provenientes de diversos países, disciplinas y horizontes ideológicos. La misión del TPP es promover el respeto universal y efectivo de los derechos fundamentales de los pueblos, de las minorías y de los individuos; y su labor se encamina, precisamente, a la construcción de una legislación que proteja tales derechos. El interés del TPP se concentra en las violaciones flagrantes y sistemáticas de los derechos de los pueblos, minorías e individuos; hayan sido perpetradas por los Estados, por otras autoridades o por grupos u organizaciones privadas. El TPP ha respaldado y acompañado las luchas de los pueblos contra las violaciones a sus derechos fundamentales, contra la negación de su derecho a la  autodeterminación, contra las invasiones extranjeras, las nuevas dictaduras, las esclavitudes económicas y la destrucción del medio ambiente”.

“El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) es el tribunal ético y de conciencia más antiguo y reconocido en el mundo. Es un organismo internacional no gubernamental establecido en 1979, cuya misión específica es la de transformar en permanentes las funciones que tuvieron los tribunales Russell sobre los crímenes de guerra del gobierno norteamericano en Vietnam (1966-1967) y sobre las dictaduras de América Latina (1974-1976): garantizar un espacio de visibilidad, toma de la palabra, juicio a las violaciones masivas de derechos humanos (individuales y colectivas) y a los derechos de los pueblos que no encuentran respuestas institucionales a nivel nacional o internacional.

¿Por qué un TPP Capítulo México? Desde octubre de 2011 hasta el 2014 sesiona el Capítulo México del TPP que tiene la finalidad de visibilizar la situación de violencia estructural imperante en México a raíz de la firma de numerosos tratados de libre comercio y evidenciar los mecanismos de simulación y desvío de poder que sistemáticamente ejerce el Estado mexicano en contra de la justicia y de los pueblos a favor de los intereses económicos de las empresas privadas nacionales y extranjeras”.

El tribunal, para el caso México estará dividido en las siguientes audiencias:

  • Feminicidios
  • Migración
  • Ambiental
  • Maíz y vida rural
  • Laboral
  • Medios de comunicación
  • Guerra Sucia y violencia

Dentro de la audiencia ambiental, se encuentran incluidos los casos que atañen a lo que se ha denominado Urbanización Salvaje, que se refiere a esa forma en que se ha construido lo urbano, a partir de las políticas neoliberales, como un desarrollismo ilimitado con una lógica de crecimiento al infinito, en perjuicio del medio ambiente, de los pobladores originarios de estos ecosistemas y también, de los propios habitantes de las urbes.

ADCP colaborará de cerca con el TPP  en  las formulaciones de las demandas de los afectados en una preudiencia próxima, en este caso como especialistas con una postura critica al respecto a la urbanización salvaje.

Para leer más: http://www.tppmexico.org/

Prometheus: Episodio 27 “Arquitectura, Diseño, Complejidad y Participación: ADCP” con José Salceda.

José Utgar Salceda es doctorante y maestro en arquitectura. Junto con el arquitecto Gustavo Romero, y siguiendo las directrices que él inaugurara hace 35 años con sus trabajos a cerca de la “Producción social del hábitat popular” y el “Diseño y la planeación participativos”, fundaron la línea de investigación de “Arquitectura, diseño-complejidad y participación” (ADCP). Derivada del ADCP han construido una estrategia académica grupal que tiene presencia en diversos ámbitos institucionales: el Taller Max Cetto, la Cátedra José Villagrán, las materias de Teoría I y II que imparto y en el Posgrado de arquitectura y urbanismo en el Campo de conocimiento de Análisis, Teoría e Historia.